Montserrat, belleza y espiritualidad a unos pasitos de Barcelona

El día que llegamos a Barcelona en uno de los mercados donde comimos nos pusimos a charlar con un hombre que nos dijo que vayamos a conocer Montserrat. No le dimos mucha bola en el momento pero con el correr de los días nos gustó un poco más la idea.

Fuimos a la oficina de Turismo y por 27 euros sacamos los pasajes. Había que tomar el tren con dirección a Manresa. Presten atención en que estación bajarse dependiendo si su pasaje incluye el teleférico o la cremallera.

Nosotros optamos por el teleférico, fue muy divertido y da un poco de miedo ya que sube hacia la montaña lentamente y queda suspendido a muchísimos metros de altura.

teleferico

Teleferico

Una vez arriba es paisaje es increíble. Uno ve el monasterio y todo el lugar y no entiende como pudieron construir algo allí y como todavía se mantiene en pie.

cremallera

Vista desde la cremallera

Las vistas se llevan todos los premios pero también, a pesar de la cantidad de turistas que hay, se siente una paz increíble. Es un lugar donde uno se conecta con lo espiritual, o por lo menos fue lo que me paso a mi.

iglesia

La iglesia

Dentro de la Iglesia pueden encontrar a la famosa Virgen de Montserrat, más conocida como la Moreneta. Es una imagen muy bella y si uno realiza una pequeña cola puede tocarla.

moreneta

La Moreneta

Con el pasaje que se compra para llegar incluye también los pequeños traslados en cremallera donde se puede realizar un Via Crucis, caminar por la montaña y tener otras vistas del paisaje.

Después de tanta caminata es momento de comer. En el Bar de la Plaça se come a muy buen precio y tienen el sándwich de tortilla de papa más rico que comí en toda España.

Si tienen un día libre en Barcelona y no saben que hacer, ir a conocer Montserrat es una gran opción. Les aseguro que no se van a arrepentir y van a poder conectarse con otro lado de Cataluña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *